Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘PROCESANDO PALABRAS’ Category

booktuber

 

¿Quién no conoce o ha visto algunos de esos millones de vídeos que circulan por YouTube sobre cremas, maquillaje, haul de compras, rebajas, etc? Pues ese fenómeno o modelo de comunicación también se ha trasladado al mundo literario, y sus protagonistas videoblogueros se conocen como Booktubers.

El perfil de un Booktuber, es el de un chico/a  joven que apenas supera o llega a la veintena, que sobre todo consume literatura Young adult (juvenil), tipo Bajo la misma estrella de John Green, y que le encanta leer, más bien son auténticos devoradores de libros. En sus vídeos trasmiten esta pasión por la lectura, mostrando sus estanterías llenas de libros, o las últimas compras que realizan todos los meses. También hacen críticas de libros, juegos o concursos de preguntas sobre sus lecturas, listas de favoritos, hacen quedadas…, vamos, que no paran, pero sobre todo, no paran de leer.

Este fenómeno que está muy arraigado en Latinoamérica, y que en España ya ha calado hondo, no para de crecer, muchos de estos videoblogueros tienen muchísimos seguidores, van a eventos, las editoriales les envían libros…,  desde luego están revolucionando el mercado editorial en lo que a literatura juvenil se refiere.

booktube

Si queréis echar un vistazo por Youtube a este fenómeno introducir: #Booktubers. Entre los booktubers más conocidos de España tenemos a May R. Ayamonte, Fly like a butterfly, Nube de Palabras o El coleccionista de mundos. Os dejo algunos vídeos que me han resultado interesantes al final del post.

Independientemente de lo que cada uno pueda pensar en cuanto a la calidad de sus lecturas o de sus reseñas, aquí casi todos somos aficionados o amateurs de la literatura, incluyéndose una servidora, esta comunidad lectora está haciendo una gran labor en el fomento de la lectura entre los más jóvenes, ya que muchos los ven como modelos a imitar, no hay nada más que ver el gran número de seguidores que tienen. Desde luego habrá que ir viendo la evolución de esta revolución lectora en la red. Y que se prepare la RAE para introducir un nuevo término en el diccionario: Booktuber

Hasta el próximo post!.

 

Anuncios

Read Full Post »

      Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en prosa o en verso. Así define la RAE la palabra poesía. Sin embargo, yo tengo mi propia definición:
Cuando las palabras te bailan en la cabeza, se juntan y mezclan buscando su lugar sobre el papel, palabras111[1] toman su significado hasta tomar forma: un pensamiento, un deseo, un sueño, una derrota, un grito, el silencio. Todo el universo se vierte en cada sílaba hasta convertirse en Poesía.

    images9NEKGLKEHoy es el Día Mundial de la Poesía, recibimos a la primavera, y como otro milagro de la primavera que diría Machado, en un día como hoy no puedo dejar de pensar que la poesía nos sigue ofreciendo la vida, nuestra existencia, con nuestras penas, fracasos, alegrías, éxitos e ilusiones, todo esto no es otra cosa que poesía pura, y que algún iluminado, haciéndose llamar poeta, trasforma juntando palabras y expresando lo que cada uno en su fuero más interno siente y piensa. Por eso, cuando leo o escucho un poema de esos que me abre el corazón y te pone la piel de gallina pienso en la capacidad de los poetas de ver el alma de las personas, y sobre todo, me da pena que no haya más poetas en el mundo o que no se les dé la importancia que merecen.

      Hoy podemos celebrar y reivindicar la poesía y a los poetas, de la forma más sencilla, leyendo poesía, y no dejando que nuestras vidas dejen de tener esa maraña de sentimientos que hacen tan grandes las palabras de algunos poetas, tan grandes como uno mismo. Esto último me recuerda aquellos famosos versos de Bécquer:

—¿Qué es poesía?, dices, mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul,
¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía… eres tú.

Pues como poesía que somos, felicidades a todos, disfrutad de cada verso, de cada ritmo, de cada estrofa que componga vuestro corazón. ¡Feliz día!

2009_459697597418894_513639348_n[2]

Read Full Post »

Desde hace algunos años el término crowdfunding invade los medios de comunicación y redes sociales, aunque no terminaba de saber muy bien en qué consistía, por ello, he considerado que puede ser interesante dedicarle un post para desgranar un poquito el término, en esta sección del blog, Procesando palabras, que, por otra parte, tengo bastante abandonada.

El término crowdfunding no lo encontraréis, todavía, en el diccionario de la RAE, pero sí en la Santa Wikipedia, que todo lo sabe, y que traduce esta palabra de origen inglés como, micromecenazgo, definiéndolo como “la operación colectiva llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, se suele utilizar internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones”.

En la red podemos encontrar que se pide dinero y financiación para todo, desde el imagesCAL34ILImás conocido mundo de la cultura (discos, libros, conciertos…), a campañas políticas, financiación de deudas o causas solidarias. Aquí os dejo un enlace donde podréis encontrar las principales plataformas de crowdfunding. Cómo podréis observar este negocio ha crecido como la espuma, y hay muchas empresas que se dedican a recaudar fondos para tu causa.

Revisando este concepto, no pude de dejar de preguntarme, ¿qué se recibe a cambio?. He encontrado, no sé si habrá alguna más, que existen al menos cuatro formas de participar en un proyecto crowdfunding, uno, es la donación, aquí no esperes recibir nada, bueno sí, las gracias y la satisfacción de estar contribuyendo a una buena causa. El segundo es la recompensa, quienes hacen aportaciones monetarias esperan una recompensa de algún tipo, no necesariamente económica, a cambio de su contribución. La tercera forma es la participación, se invierte en masa en una empresa y se recibe acciones o participaciones de la misma. Y por último está la versión préstamo, se financia con préstamos o créditos a una empresa a cambio de un tipo de interés, como si uno mismo  fuera el banco, ésta última versión en mi opinión se carga un poco el espíritu crowdfunding, para darle una forma más bancaria.

La primera vez que escuché el término crowdfunding fue cuando Jero Romero ex Sunday Drivers, pidió dinero para financiar su primer disco solitario, todos los que colaboraron recibieron un edición especial del mismo (es decir, el beneficio era una recompensa). Superó con creces el dinero que pedía para autoeditarse, y el disco funcionó, a mí me encanta!. Aquí os dejo un tema del mismo para que juzguéis.

Con lo que os he contando, no sé si he cumplido con vuestras expectativas sobre el concepto crowdfunding, o si os he crounfundido más, jeje, tenía que hacer este chiste. En mi opinión personal, creo que esta iniciativa es muy interesante, sobre todo, en estos tiempos, en los cuales la promoción de la cultura brilla por su ausencia, las subvenciones y ayudas han sufrido grandes recortes o han desaparecido, y encontrar un padrino o mecenas es tan difícil, como que te toque la lotería.

Hasta el próximo post 🙂

Read Full Post »

Hace unos meses escribí un post titulado: Procesando palabras, ¿qué es eso de la solidaridad?, en el que reflexionaba sobre el significado de la palabra en sí misma y daba mi opinión personal sobre el uso tan ambiguo del término. Visto el éxito que ha generado el artículo, debido al número de visitas que todos los días recibe desde que lo publiqué, me ha llevado a crear esta nueva sección en el blog titulada: PROCESANDO PALABRAS (porque no me gusta vivir de rentas 🙂 ). En este nuevo apartado le daré vueltas a las palabras y conceptos que vayan llamando mi atención, y así de paso le hago honor al lema y motivo de este blog: “Un lugar donde las palabras buscarán otro significado, el mío propio”. En breve publicaré un nuevo post de este proceso palabrístico!

Read Full Post »

Hace relativamente poco revisaba el  término Solidaridad,para  participar en la revista literaria que está preparando el Grupo literario Aldaba, y cuyo término es el eje fundamental de la misma. Lo primero que se me vino a la cabeza fue pensar en el significado de la palabra y lo que entendía  en términos generales porsolidaridad, revisando mis experiencias propias, las de mis conocidos, publicaciones en los medios,  mis lecturas…, vamos,  lo que se dice realizar un trabajo de campo pero con criterios poco científicos, sino humanos y personales.

Según la RAE, solidaridad significa adhesión circunstancial a una causa o empresa de otro, y aquí viene mi primera pregunta: ¿qué significa realmente la palabra en términos prácticos?, porque la definición parece sacada de un contrato de compra-venta o cualquier papelete con olor a bufete. La definición de la Real Academia la considero bastante ambigua, y puede dar lugar
a múltiples interpretaciones, y aquí viene mi segunda pregunta: ¿existen múltiples formas de solidaridad?, en mi afán por categorizar todo de forma inconsciente, ¿debería hacer una clasificación para esta palabra, que quiere encerrar tanto y que al final parece que no dice nada?. Pues sí, al final he hecho una mini clasificación de andar por casa, ya que el tiempo no da para más, los post  que os preparo van rápidos, y eso requiere pensar rápido y meditar muy poco, no pueden ser tesis doctorales, así que,  si al término de esta entrada alguien sugiere más solidaridades o enfoques diferentes de la palabra, bienvenidos sean. Os dejo un estudio sociológico sobre  SOLIDARIDAD y lo que una determinada población interpreta como tal.

En primer lugar, empezaré por nombrar la solidaridad que a todo el mundo se le viene a la cabeza cuando le mencionas la palabra: la SOLIDARIDAD DE LAS GRANDES CAUSAS, cuando hablas de solidaridad y a mí me pasa, en lo primero en lo que se suele pensar, es en el medio ambiente, en las ONGs, los negritos de África, las favelas de Río… Este tipo de solidaridad la practiquemos o no, siempre está ahí como algo que hacer, como una deuda que como ciudadanos tenemos con la sociedad, digámoslo así, está siempre presente en la lista de buenos propósitos para el año nuevo, es como lo de plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. Hay muchas personas que tienen,  no sólo un espíritu solidario, si no también aventurero (porque para practicar este tipo de solidaridad hay que tenerlo) y deciden dedicar su tiempo y su vida a estas grandes causas y empresas,  son personas hechas de otra pasta, que merecen gran admiración. También hay personas,que cumpliendo con su lista de cosas que hacer antes de morir, deciden unirse a la solidaridad de las grandes causas por autorrealización personal  y darse unas vacaciones en un lugar exótico, que de esos también me he cruzado, son como los políticos en campaña, cuanto más lejos esté el sitio y más diferente sea el pobrecillo al que vas a ayudar, más interesante quedará la foto en el salón y más anécdotas interesantes tendrás, con lo cual serás el centro de todas las reuniones.  Lo mismo ocurre con el medio ambiente, ya que te pones, engánchate al salvamento de ballenas u osos polares, que son muy monos!, que a la conservación del alacrán en las Baleares (que doy fe que existe unaasociación de esto), esos bichos asquerosos, no deberían ni estar dentro de la cadena alimenticia del ecosistema!. Como en todas las grandes causas y empresas siempre hay héroes y villanos, y a veces no son fáciles de distinguir, de todos modos,  ya sea por lavado de conciencia, búsqueda de experiencia vital o por un sentimiento del deber hacia los demás y el mundo en que vivimos, siempre se aportará algo más al granero, que estar tumbado en el sillón de tu casa.

      En segundo lugar,  pero no por ello menos importante, tenemos a la SOLIDARIDAD DE LAS GRANDES CAUSAS AUTÓCTONAS, en las que a veces nos paramos menos a pensar, y aunque las tengamos más cerca, las hacemos más invisibles, parece que en un país del primer mundo como el nuestro (como sigamos así por poco tiempo) queda mal, por poner un ejemplo, encontrar gente tirada por la calle e incluso nos molesta. Para este tipo de solidaridad también hay gente de otra pasta, igualmente o más si cabe de aventureros que los que están salvando la Amazonia. En este grupo de solidarios hay menos adeptos que quieren cumplir con su lista de cosas que hacer antes de morir, y sueles encontrar más héroes que villanos, aunque de todo hay como en botica.

   Luego está la SOLIDARIDAD DE ANDAR POR CASA, la de las causas cotidianas, a la que  te adhieres todos o casi todos los días, o cuando la situación lo requiere. Pequeños gestos con el medio ambiente como reciclar, utilizar el transporte urbano, usar bombillas de bajo consumo, ayudar a la vecina a subir la compra, adoptar a un perro o a un amigo ( a veces las dos cosas vienen juntas, y adoptas a un amigo que es un poco perro),  podría estar poniendo todo el día ejemplos, porque hay una gran cantidad de pequeños gestos que podemos hacer o tener  para con los demás,  por ejemplo, que a  tu amigo/a lo echan del trabajo, te unes a su causa y despotricáis juntos del jefe y os emborracháis, que por el contrario le ascienden o suben el sueldo, también te unes a su causa,  lo felicitas y os emborracháis, el alcohol en este tipo de solidaridad viene muy bien tenerlo a mano, es más, en muchas ocasiones es un elemento fundamental para solucionar el problema o causa, sobre todo, porque te lleva a un estado, que debe de ser  parecido al Nirvana, que es  el momento de exaltación de la amistad, donde el problema parece solucionarse por momentos y te sientes como esos aventureros de las grandes causas, repitiendo con tu amigo/a una serie de frases como si fueran mantras:  “joder tío eres el mejor”, “no, tú eres el mejor”, “tío te quiero”, “yo sí que te quiero”, “ande dame un abrazo” ,cuando no un morreo, aquí casi todo macho ibérico saca su lado femenino, y seguido de esto, alguien echa
las cabras
o pota, y al día siguiente,  el damnificado siente que no está solo,  que tiene  a sus colegas apoyándole y una resaca de campeonato. Eso, también es solidaridad.

Y por último finalizaré con la SOLIDARIDAD CON UNO MISMO, sí, sí, porque nosotros lo valemos, porque aquí estoy yo, y porque estoy fatal,  porque este mes veo que no me llega, y porque si tú estás mal los demás también (o seo quiere uno creer). Y en cuanto te pasa algo malo, no necesariamente muy muy malo, con que te pongan el café demasiado caliente en estos casos puede ser el detonante, te compras esos zapatos tan monísimos y tan carísimos, porque te lo mereces como Michel,  porque necesitas animarte, y porque tú mismo,  eres  tu mejor causa.   Eso señores, según la RAE, también es solidaridad. Éste, digamos, es el aspecto frívolo de este tipo de solidaridad, que he puesto a modo de chascarrillo, aunque estoy segura,  que todos hemos vivido una situación parecida  o la hemos visto en otros (puedo decir que hay gente que cuando sale del dentista se va de compras para auto-premiarse por haber superado la prueba de fuego), pero  para mí la solidaridad con uno mismo también tiene un importante valor, solidarizarse con uno es sinónimo de  autoestima y respeto, y que quizás son dos pilares fundamentales para poder desarrollar el resto de solidaridades que me he empeñado en destripar en este post.

Como podéis ver,  la solidaridad está en casi cualquier parte, flota en el aire, casi puede respirarse, vamos que somos todos de un solidario que damos asco!.  Así que mi conclusión al revisar este concepto fue de chasco, porque es tan ambiguo, que realmente en su momento  no sabía que escribir para la revista, cualquier cosa puede ser solidaria o susceptible de serlo. Al final, ha salido algo de mi boli BIC, que iré poniendo por aquí más adelante, que tópico-típico o novedoso,  no sé si será, pero refleja lo que en ese
momento me inspiraba a mí esa palabra, unido a mis experiencias vitales más recientes. Ahora sé que  cada pequeño
acto cotidiano entraña algo de solidario, todo tiene una causa, y las causas las generamos las personas, por lo tanto nos adherimos sin saberlo a ellas, lo que tampoco debemos olvidar es que cada causa tiene un efecto, y eso, quizás sea más importante, y mi pregunta es, ¿cómo se denomina la palabra cuyo significado es adherirse a un efecto? Y,  qué es más noble, ¿adherirse a una causa o al efecto de esas acciones? Ahí os lo dejo.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: